Uncategorized

7 De poetas y de locos todos tenemos un pocos

Imagen

Uno de los días de junio, sonó mi teléfono, me llamaban de la Secretaría Académica para informarme que una alumna de mi curso, había fallecido, se suicidó. Me informaron que la Facultad decretó un día de duelo por ella; agradecí, colgué y lloré. Unos días antes, había corregido su examen parcial, buen trabajo, ¿que le pasó? Nunca lo sabré. En mi interior da vueltas esta pregunta ¿cuántas cosas podríamos haber hablado en clase…?

Una historia casi divertida, comienza con Craig auto ingresándose al área de psiquiatría del hospital, tiene miedo de lo que él mismo puede hacer. Fobias, pánico, depresión y muchas formas de neurosis, son provocadas por la vida social. En todas estas publicaciones te vengo hablando de que la sociedad y los sub sistemas sociales diferenciados funcionalmente, la economía, la justicia, etc, cultivan personas para cumplir funciones. El llamado biopoder, estudiado por Foucolt nos da forma con moldes bastante severos y algo perversos. Según Lhumann la educación es un sistema funcionalmente diferenciado que otorga las credenciales a las personas que irán a ocupar roles en la sociedad. La familia, los medios masivos de comunicación, la religión, el poder ¡la justicia!, la cultura en general, van inoculando en nosotros, humanos, pequeños artefactos, micromáquinas de un super yo que se impone a nuestro deseo. Esas imposiciones tienen que encontrar sentido en nuestra conciencia, no siempre lo tienen, se contradicen y nuestras neuronas se presionan unas a otras tratando de resolverlo. De eso podríamos haber hablado en clase.
Leo en wikipedia que inoculación es ubicar algo que crecerá y se reproducirá, generalmente con fines inmunológicos. También se puede utilizar este término para referirse a la comunicación (encomendar) de una enfermedad ¿Te resulta familiar? ¿Cuantos micro chips llevaremos puestos? ¿Somos Ciborg?

Comencé esta serie de textos con la intención de explicar que todo es comunicación, tecnología en comunicación, lo que mi ciencia sospecha pero no sale del campo hacia la gente. Tengo la visión de que nosotros humanos, estamos rodeados de alienígenas. Como docente no puedo dejar de recomendarte una pasada por el concepto alienación en la wikipedia, en particular Marcuse. No voy a repetir lo que vas poder a leer ahí, pero quiero subrayar:

“La psicología puede ser elaborada y practicada como una disciplina, tan sólo en tanto la psique pueda mantenerse a sí misma contra el poder público, en tanto la vida sea realmente deseada y construida por sí misma (…) si el individuo no tiene ni la habilidad ni la posibilidad de ser para sí mismo, los términos de la psicología llegan a ser los términos de las fuerzas sociales que definen la psique”.

Nosotros, sistemas humanos, convivimos con otros sistemas, Aliens de nuestro entorno. A su vez estamos en el entorno de ellos. Nuestra salud depende de que los mantengamos fuera. Las nuerociencias están pensando formas de cultura reconstructiva. Recíprocamente estos Aliens, los sistemas sociales funcionalmente diferenciados, necesitan nuestra mente y nuestra conciencia, prestémoslas contabilizando siempre que no somos ellos, no somos el equipo de fútbol, no somos la nación, no somos la justicia,  a lo sumo somos funcionarios (que fea palabra), hacemos funcionar pedacitos de los sistemas sociales,  las empresas, la economía, pero no somos ellos. La ciencia ficción nos muestra al Ciborg como superior, pero la verdad es que esta enfermo, neurótico, psicopatizado. Hay que sacar esos artefactos de nuestro interior, para verlos, tenerlos controlados, ayudarlos a funcionar bien, diseñarlos una y otra vez. Para verlos hay que construir modelos de arte, no el arte mercantil, el otro arte, el que muestra, el que señala una forma. Esa forma que tienen las cosas que nadie vería si el arte no las muestra. En los siguientes textos de esta serie, te voy a pedir que me sigas, haciendo dibujos, escribiendo poemas, música, bailes o acrobacias, como modelos de lo que te sugiere cada sistema social, tenemos que ir pintándolos para que se hagan visibles a nuestros ojos y tratemos de tomar el control humano de esta sociedad, que como vengo sosteniendo, no está funcionando. Peter Senge habla de líderes como diseñadores, maestros y servidores, esos roles (diseño, pedagogía y servicio) son mas complejos y exigentes que la idea boba de funcionario, autómata sin visión, sin ilusión pero sobre todo, irresponsable. Heinz von Foerster sostenía que el sujeto debe ingresar al sistema con sus propios valores (eigen valor: Eigen del alemán se ha traducido también como inherentecaracterístico o el prefijo auto) caso contrario no será responsable, dirá me fue ordenado. Paradójicamente, cuanto mas irresponsable es cuando mas se atribuye responsabilidad al funcionario, por seguir al pié de la letra el protocolo, el programa del sistema y ser experto en el código. Para Agamben el ser que viene, el Cualquiera (supongo que con mayúscula porque no se refiere al sustantivo común sino que resalta el nombre propio), no es “el ser no importa cual, sino el ser tal que, sea cual sea, importa…” El ser necesita reconocer, en sí mismo, los artefactos inoculados en su forma de ser, que lo convierten en una función, anónima (no importa cual), para que, sea quién sea, se haga responsable de las formas en el mundo. Según Luhmann, es el arte el subsistema, funcionalmente diferenciado, con que contamos para señalar formas. Todos deberíamos dibujar, hablar en público, expresarnos en arte, hacer modelos que muestren formas.

Congohelio es una cartografía que propongo para dibujar conservando tu centro, algo así como el baile del sol, dónde el sol sos vos. Pero antes de eso hay que hacer un exorcismo para liberarse de aquellos parásitos inoculados.

Preparé estas recomendaciones:

con material que tome de: http://resiliencia-ier.es/

Las preparé para vos y para mí, no pensarás que estoy mas allá de los problemas que divulgo, padezco permanentemente los ataques de los sistemas, no de los sistemas funcionalmente diferenciados, sino de los que, desde adentro, me hacen marcar el paso como los alumnos de The wall, contra los que lucho cada día, tratando de ser responsablemente humano. No se trata de hacer todo de nuevo, si ya sabemos que la sociedad nos hizo humanos, sino seríamos simplemente mamíferos. El problema se hace agudo cuando los soportes biológicos de aquel mamífero pueden romperse porque se los exige mas allá de sus posibilidades. Se trata de adecuación mutua, entre nosotros, humanos y los sistemas sociales con los que hay que convivir. Te invito a que, como Craig, tratemos de hacer una historia casi divertida.

Estándar
Uncategorized

6 El sistema de la Economía y su cuadratura

Larry Crowne, comienza con un Larry muy responsable, llegando a su trabajo donde lo despiden. Su mundo de clase media norteamericana se desmorona. Su amigo y vecino le sugiere que estudie, se inscribe en la unversidad en donde un consejero muy simpático le propone dos clases a las que asistir, en una aprenderá a hablar en público, en la otra economía.

En Qué bello es vivir, una cooperativa de viviendas, compite con un banco privado por retener el ahorro de los vecinos. Ahorrar en la cooperativa, permite la construcción del pueblo, casa por casa, mientras que ahorrar en el banco permitiría una mejor tasa de interés. El banco todo el tiempo está tratando que la cooperativa quiebre y la cooperativa siempre está al borde de la quiebra, hasta que al final, que es el comienzo de la película, el líder del directorio, hijo del fundador y protagonista principal, se quiebra él mismo, se quiebra en su fé, en su voluntad y ganas de vivir.

Sesenta y cinco años separan las dos películas. Hace años que el cine nos habla del tema y no acabamos de entender la economía.

DIFERENCIACIÓN

El sistema de la economía se diferencia, como sub-sistema de la sociedad, para ser el sistema de los bienes materiales. Tiene estructura y reglas que le son propias. Funciona basado en dinero y su operación son los pagos. Cada pago desaparece una vez producido y a su vez permite nuevos pagos, de esa forma el sistema se recrea a sí mismo regenerando pagos en manos de los destinatarios de los pagos. El sistema de los pagos circula siempre hacia adelante y no guarda relación con la circulación de bienes en sentido inverso como sostenían los clásicos de la economía (se paga por asuntos inmateriales, legales, espirituales, psicológicos, culturales, magia, tarot, chamanismo, rifas y loto, etc. También se pagan sumas ridículas por grandes cantidades de bienes).

EL DINERO

El dinero es el medio de comunicación de la economía, reproduce la escasez de bienes, por eso el dinero es escaso. ¿Te pusiste a pensar cómo es que los bienes son escasos si abundan?

Cuentan que el poeta platense Pedro B. Palacios, Almafuerte, tenía una sola camisa para sus presentaciones poéticas. La lavaba y secaba con la plancha, para el día siguiente. Si hubiera tenido dos habría sido mas fácil esa tarea, ¿tres? ¿cuatro? Pongamos por ejemplo siete, para lavar una vez por semana. En caso que ése día, por lluvia u otro impedimento se frustra el procedimiento, al octavo día tendría que volver a usar la plancha. Para un lavado semanal sería mas precavido tener catorce camisas, ya que, si sólo se puede lavar, por ejemplo los sábados, hay que esperar hasta el próximo sábado para el lavado, requiriendo camisas para dos semanas. Esto puede parecer exagerado pero permite un ahorro en jabón y en horas de trabajo ya que el procedimiento se sistematiza. Con razonamientos similares, llegaríamos a que si tenemos trecientos sesenta y cinco camisas, solo hay que lavar una vez al año. Sofía Coppola en The Bling Ring, recrea la vida de unos jóvenes dedicados a robar casas de famosos. En las tomas de los robos se muestran excesos en pares de zapatos, trajes y ropa suntuosa. En la película alemana Los Edukadores jóvenes militantes realizan instalaciones artísticas, dentro de las casas de ricos, cuando ellos no están. Tambien se muestran casos con varios autos lujosos acumulados. En ambos casos se expone el exceso. Probáblemente aquellos famosos tengan un extraordinario ahorro en jabón de lavar y los ricos alemanes llenarían una sola vez el tanque de combustible, cambiando de automóvil cuando se acabe. Como cada uno hace lo que mas le conviene, el que ahorra mas razona con su propio criterio y el que ahorra menos se organiza como puede. En un minucioso estudio que lleva el título de Filosofía del Dinero, Georg Simmel, desmonta los desajustes que provoca el medio simbólico. A pesar de eso, ninguna sociedad puede prescindir del dinero para representar la escacez.

Volviendo a la primer pregunta ¿cómo es que los bienes son escasos si abundan? Son escasos porque los bienes nunca podrían alcanzar para cubrir las necesidades futuras, que tienden a infinito. Y todos ahorramos para el futuro, por lo tanto los bienes siempre resultarán escasos frente a necesidades infinitas. La escasez de la economía es temporal, transversal a la distribución que se analiza en un momento. Por otro lado, la distribución nunca es homogénea porque no todos tenemos la misma capacidad de ahorro. Quien tiene mas capacidad de ahorro, mas concentra, gasta menos de lo que gana, no se discute si es legítimo, justo o moralmente correcto, es simplemente un balance. La economía genera sus propias estructuras de evolución, comunicación y estabilización. Entre esos complejos dispositivos, desde tiempos inmemoriales, esta el mercado. Defendido y acusado, el mercado existe desde la antigüedad. Se comercia con bienes, papeles e influencias; antes, durante y despues del capitalismo.

GENEALOGÍA Y COMPLEJIDAD

Los primeros en pensar la economía comenzaron a referirse a ella como circulación, como el sistema sanguíneo (Quesnay era médico). Con el Marxismo llega la llamada economía política. Es incorporada al capitalismo por Keynes. Los neoliberales, con Hayek, tratan de salirse de imposiciones políticas y la economía liberada se bifurca en sistemas financieros  globales. Ninguna de estas visiones (Quesnay, Marx, Keynes o Hayek, ) son la economía. Se trata de ciencia y política (otros sistemas sociales) tratando de regular la economía y, sin ninguna inocencia, corriendo mas rápido que la economía, constituyendo sus condiciones históricas, de las que no puede volverse. Nos guste o no, el árbol es frondoso; podemos hacer jardinería, pero las grandes ramas están ahí y la humanidad cuelga de ellas.

Algunos sostienen que la economía funciona mejor si se la deja sola, gracias a la mano invisible del mercado. La realidad nos muestra que la economía funciona sola aunque no se la libere y hace lo que quiere, con mano invisible o con mano dura. Y lo que hace, mejor o peor, lo interpretamos nosotros, humanos, como bueno o malo según las consecuencias que vemos como observadores. Por ejemplo, como siempre tiende a concentrar la riqueza en manos de capitalistas, tendemos a pensar que son los capitalistas los que manejan la economía. El capitalista no es otra cosa que uno de aquellos que gastan menos de lo que ganan y su capacidad de ahorro comienza a acumular dinero a partir de dinero en una espiral reforzadora (en teoría sistémica: realimentación positiva). Al concentrar la riqueza, está cumpliendo una función en el ritmo de la economía, incluso si se trata de dineros mal habidos, por saqueo, colonización, expoliación, destrucción de bienes naturales, etc, en resumen delitos. Los delitos son del espacio de la justicia, otro sistema social, con su medio de comunicación y su programa. La economía, en cambio, no está dotada de órganos, medio de comunicación y programa, para hacer esas distinciones, solo ve dinero y capacidad de pago. Esto nos puede resultar fastidioso, hay una sospecha latente, sobre aquellos que concentran dinero, ¿cómo hicieron? En Qué bello es vivir, vemos dos clases de capitalistas, el protagonista, George Bailey, que practica el altruismo y el señor Potter que practica el egoísmo. La película no pregresaría si ambos no concentraran dinero. La economía nada puede hacer sobre los delitos, no los ve. Todos los sistemas sociales interactúan, se irritan mutuamente, para bien y para mal, gracias a eso evolucionan. Podríamos decirlo así: “hecha la Ley, hecha la trampa; hecha la trampa, hecha la Ley…”. El delito, que es tema de justicia, influye en la economía a través de la justicia o su contrario la injusticia.

En Matrix, el señor Smith, tiene la propiedad de cambiar lugar con cualquier ciudadano de la Matrix, estaría mostrando que cualquiera puede ocupar cualquier rol en la sociedad, siempre que cumpla su función. Por un proceso llamado biopoder, los sistemas sociales, cultivan y seleccionan ciudadanos para cumplir funciones. Algo que fue denunciado en el libro Imperio, dónde los autores subrayan una discriminación inversa. Señalan que tal discriminación se oculta bajo una discriminación positiva mediante la cual se proyectan personas históricamente excluídas (por género, orientación sexual, discapacidades, étnia, etc), mediante procesos de selección funcional. Para la economía un capitalista, es uno como vos que fue beneficiado por la dinámica de la economía o las condiciones históricas de las que puede ser o no responsable. La historia muestra que cuando se le arrebataron los bienes a los ricos, los bienes cambiaron de mano y volvieron a concentrarse. Para los sistemas sociales, no importa quién seas mientras cumplas tu función.

También concentran riqueza Estados y sistemas bancarios, concentrar el ahorro es como un diástole en el ritmo de la economía. Si esa concentración es muy grande puede ocurrir algo grave, los flujos se detienen en otra parte sin irrigación mientras, en la zona concentrada, a falta de un sístole que pueda moverla, se produce una podredumbre, como en un pantano. Entonces la economía recurre a la política para que arregle sus problemas, a base de razón y violencia.

La economía tampoco puede ser regulada por las personas que cumplen funciones en ella. Aún suponiendo que esas personas, honestamente, prestan su mente y su conciencia para sus funciones; cumplen con un protocolo que constituye el programa de la economía, del cual no se pueden salir. Gracias a la labor de mentes y conciencias, el protocolo evoluciona, no es el mismo dos veces, al contrario, como sistema social, la economía vive porque es autopoietica, evoluciona y se comunica en sus propios códigos, que a su vez le sirven de espejo donde se refleja para evolucionar: “hecha la Ley, hecha la trampa; hecha la trampa, hecha la Ley…”.

La economía, como sistema social, es irritada por el entorno y se autorregula. En su entorno se encuentran sus pares, los otros sistemas sociales, la política, la ciencia, la educación, la religión etc. Estamos nosotros, humanos. Está la naturaleza y los sistemas físicos. Los sistemas del entorno (con o sin intención) irritan a la economía y la economía reacciona en sus categorías, no tiene códigos para categorías diferentes. Por ejemplo si se produce una muerte masiva de algún vegetal de valor económico, sin intención alguna se irrita la economía y la economía se adapta económicamente, sin ningún reflejo por la pérdida que no sea económica.

Nada ni nadie puede tomar el control de la economía, simplemente porque no hay control. La economía tiene un código y un programa pero es autómata, compleja y fría. Por ejemplo si soy un capitalista que no quiero concentrar riqueza, el sistema me expulsará por no cumplir mi función, y dejaré mi lugar a otro. La estructura hace a la conducta. La política cumple muchas funciones no económicas y algunas son para la economía. Si un Estado intenta torcer las reglas de la economía, la economía comienza a funcionar en negro, como sistema paralelo. La ciencia cumple muchas funciones, también algunas para la economía, construye modelos muy útiles para pronosticar y, en cierto modo, amortiguar padecimientos u orientar hacia el progreso, pero siempre respetando la lógica, bastante ilógica, de la economía. La ciencia económica se subdivide en sub-ciencias: del producto, del dinero, de la población, de comportamiento de los mercados, etc. con reglas diferentes. La ciencia reclama inversiones a la economía y algo devuelve de valor económico, pero no todo, el balance es negativo para la ciencia que siempre está en deuda. La política consume recursos, la justicia, la educación, le religión y la misma economía (por ejemplo para energía). O sea que todos los sistemas sociales cuestan dinero, incluso la economía. Cuando mas compleja se hace la sociedad, mas consume, también es cierto que mas produce, pero no distribuye bien.

Cómo todos los subsistemas sociales, la economía es evolutiva, se adaptan a las nuevas circunstancias que detecta en su entorno. Cada subsistema interpreta el entorno en sus propias categorías y solo es sensible a ellas. La economía solo ve pagos que comunica en dinero, esas son sus categorías, sus reglas. Se asegura de que se produzcan pagos que regeneran pagos.

Nosotros, los humanos, cumplimos funciones pasajeras en los sistemas sociales, prestando nuestra mente y nuestra conciencia, pero no nos comunicamos con ellos. Si mi función es programar un subsistema social, (como por ejemplo los legisladores que programan las leyes), podré hacer un mejor o peor trabajo, pasajero, me iré del sistema, dejando una parte del programa que solo evolucionará cuando el sistema sea irritado por el entorno y alguien, en otro lugar, cambie el programa para adaptarlo.

La ciencia nos muestra un universo infinito, tanto hacia el espacio exterior como hacia el interior de la materia. Esto permite pensar que no hay unidades últimas que compongan la realidad, pero es evidente que la realidad esta ahí, por eso últimamente estamos pensando que la realidad está en los procesos. El agua que bebemos, que ingresa y sale de nuestro cuerpo, forma parte de procesos, cada molécula de agua es nosotros, mientras está en el proceso.

Los sistemas son procesos organizados, tanto en la física, como en lo vivo, en lo social y en la conciencia psíquica. Si el proceso funciona, se salva a sí mismo. Junto con él salva a quienes cumplen funciones, tomará todas las oportunidades que encuentre y se cuidará muy bien de amenazas del entorno. Si no funciona, muere o se revoluciona.

UN CÍRCULO MUY CUADRADO

Ahora te voy a pedir que imagines la economía como decía Quesnay, como sistema circulatorio. Un sistema circulatorio que conecta bolsillos, billeteras, carteras, cajas registradoras, cajeros automáticos, cajas fuerte, tesoros de bancos, etc. Cada bolsillo que guarda dinero está concentrando riqueza y conecta con todos lo demás mediante un sistema circulatorio latente. Tubos potenciales que aparecen cada vez que se produce un pago. Cada bolsillo es como un embalse, un pulmón, una dilatación que permite un pequeño ahorro, cuya función será realizar pagos. Para la economía, no importa quién tenga el dinero, lo que importa es que se produzcan pagos. Cada pago efectivamente realizado influye en la formación de precios y por lo tanto obtiene un efecto secundario en el nivel de formación de estructuras de expectativas. En su código, la economía tiene un modelo de todo el mundo, un modelo de los sistemas de su entorno, de la naturaleza, de la justicia, de cada uno de nosotros, etc. Su código es binario y le sirve para ver todo como en una radiografía en blanco y negro, donde contrastan los pagos, de su contrario, los “no pagos”.

Si un bolsillo está roto, la economía lo clausura mediante algún castigo o censura, si no lo hiciera se produciría una sangría. A pesar de lo obvio de lo que acabo de decir, la historia de la economía esta llena de sangrías, porque la clausura es siempre después, a fortiori. Por ejemplo las llamadas burbujas que absorben ahorros y después desaparecen con ellos. Cada vez que la economía pasó por esos capítulos aprendió y corrigió sus conductas, pero vuelven a aparecer. El miedo a los bolsillos rotos configura miedos internos en todos los sujetos, psíquicos y sociales.

El dinero, como medio simbólico, pretende comunicar el valor real de las cosas. Del mismo modo que el lenguaje se puede usar para decir la verdad o para mentir, simular, inventar, el dinero permite ficciones económicas que cuestan caras a la economía. Para que el medio de comunicación represente fielmente el valor de las cosas, la economía va puliendo sus métodos, recurre a la ciencia, a la política, a la educación, etc. para garantizar la relación entre símbolo y valor. Por otro lado, esa relación esta desplazándose todo el tiempo atentando con la vida de la economía, que depende del ajuste entre el discurso del dinero y el producto que describe. Pero esos corrimientos se producen por la misma dinámica de la economía. Por ejemplo, hay discursos secundarios (cheques, pagarés, millaje, puntos, tiket canasta, etc). La economía trata de ponerle límite a los discursos derivados, pero no puede, porque el discurrir hace también a la vitalidad de la economía. Otro motor de los corrimientos, es la avaricia y la especulación. De muy antiguo la economía tiene problemas con eso. Se cuenta que en Holanda, en 1635 se estaba especulando de tal manera que todo el mundo compraba tulipanes y era un beneficio seguro, elevado y rápido (era un mercado alcista producto de que: “cada pago influye en la formación de precios en el nivel de formación de expectativas). La gente empeñó sus bienes para dedicarlo todo a la compra del tulipán y hacer el negocio de sus vidas. Sin embargo, y como en todo mercado alcista la demanda llega a un tope. Los que tenían bulbos adquiridos a precios desorbitados no encontraron comprador y el pánico surgió. El gobierno tuvo que intervenir. El país entró en depresión económica, y como en todas las burbujas, el que vendió justo a tiempo ganó mucho dinero y el que no pudo se arruinó. “Hecha la Ley, hecha la trampa. Hecha la trampa, hecha la Ley…”. Esa historia se conoce como la Tulipomanía y a pesar de lo ilustrativa que resulta, la economía vuelve a pasar por situaciones cómo esa.

En la burbuja inmobiliaria del 2008 sucedió lo mismo, a pesar de las muchas experiencias anteriores, la economía no pudo evitarla. En ésta última, la economía contaba con la ciencia económica, constantes controles y ajustes por computadora. Fue precisamente uno de los sistemas preventivos, los seguros de riesgo, el que se articuló con lo que debía prevenir y creó una burbuja en el otro extremo del sistema financiero. El seguro no debería ser un negocio, es una medida que la sociedad tiene para prevenir males. Así funciona el seguro médico, es como un fondo mutual, al que todos aportamos para que, cuando a alguno se le presenta el daño, el fondo responda. Pero, las aseguradoras “concentran” dinero y cómo la economía solo ve dinero, comienza a moverlo dentro del sistema. Caramba! cobrar por no hacer nada, simplemente acumular dinero por las dudas, es un negocio redondo. El sistema resulta atractivo para inversores y las acciones de los seguros entran en el mercado. Una de las medidas preventivas que la ciencia económica inventó, fue el seguro de riesgo financiero, en caso que un acreedor, en el otro extremo de las finanzas, no pague, el seguro lo cubre. En un mercado financiero global interconectado, esta “seguridad” no tardó en influir en que la gente tomara mas riesgos, mas seguros se venden y tenemos un mercado alcista. Te lo voy a explicar con el concepto de capilaridad en una masa de agua, introducimos un capilar, y el agua asciende por sus paredes producto de la tensión superficial. Un lado del capilar, influye en el alza del otro lado del capilar, la altura es artificial, producida por el tubo, el nivel real del líquido fuera del capilar es muy inferior. El nivel dentro del tubo se correspondería con el mercado alcista, el nivel exterior sería el valor real de las cosas.

SOCORRO QUE HACEMOS!!!!!!!!!!!

Si no tenés bolsillos con algo de dinero, la economía no te ve porque sólo ve dinero. Si tus bolsillos se vacían sin capacidad de volver a llenarse, simplemente desapareces de la economía. Suponiendo que la política, que tiene que lidiar con el problema de la distribución, te regalara dinero sin la forma de recrearlo, volverías a desaparecer en cuanto lo gastes. La única manera de estar en la economía es participar de los flujos. Cómo los pagos regeneran pagos en manos de quienes los recibieron, una estrategia posible es pensar ¿dónde está el dinero? ¿quién lo tiene? para ir a ofrecer algo (bienes, servicios o intangibles) que regenere pagos de vuelta.

Nosotros, humanos, somos entorno para la economía. La justicia, la religión, la educación, etc, son también entorno de la economía. Individualmente podemos actuar micro económicamente. También podemos actuar colectivamente, ejerciendo funciones en política, ciencia, educación, etc; participando en otros colectivos sociales tratando de influir. Como cuando cuidamos que la leche hierva sin derramarse, atentos a que el proceso tiene sus reglas y no tiene conciencia. Para tener esos cuidados, mas adelante te voy a hablar del congocódice, códigos en movimiento, un sistema de regulación mediante modelos que vas a hacer vos mismo, que te puede ayudar a mirar tu economía en relación con “la economía” tratando de sostenerte en ella, responsablemente. El congocódice es una tecnología en comunicación, una mas, vos vas a poder inventar otras. Con modelos que te representen y representen el océano económico, vas a poder navegar con otros, coordinándote. Hay muchas cosas que vas a poder hacer, cuando veas el modelo. Un caso que ilustra qué podemos hacer si nos coordinamos responsablemente, es el de las monedas alternativas, combatidas por la economía, mala palabra para los bancos centrales. Sin embargo, como los cheques, los tiquet y millajes que mencionamos antes, funcionan.  Banca WirBanco de tiempo, Bitcoin, Consumo colaborativo, Democracia económica, Economía informal, Libre economía, Mutualidad, Ripple, Sistema de cambio local, Trueque, Proyecto Mutuo, son posibles si la gente los cuida como la leche en el fuego. Larry Crowne, ofrece recetas básicas, modestas, pero muy sanas. Tener algunos cuidados respecto de la economía. Como cada pago influye en la formación de expectativas: regatear todo el tiempo, disminuye el espesor discursivo del dinero respecto del mundo que cubre. Deshacerse de lo innecesario. Desconfiar de los bancos y del sistema financiero, desconfiar de las tarjetas de crédito, desconfiar, desconfiar y desconfiar de la economía. Complementariamente, crear sistemas de confianza, hablar en público para comunicarse con los demás abiertamente, tratando de mostrar a los otros el mundo como lo vemos y buscar estar bien.

Estándar
Uncategorized

5 De lo sagrado en adelante

Si llegaste hasta acá con tu lectura, ya estás en condiciones de que te muestre cómo funciona el mundo. Antes vamos a hacer un zoom alejándonos a la extratófera de los sistemas sociales. Te voy a presentar las creaciones de la sociedad. Lo social surge antes que la humanidad en el acople estructural de seres multicelulares que se agrupan. Hormigueros, colmenas, manadas, etc, requieren algún tipo de comunicación. Cuando dos se ven, saben que se ven y ajustan sus conductas a las conductas del otro, de forma doblemente contingente, aún sin hablar, podemos suponer comunicación social. Con la comunicación social se habilitan los discursos (visuales, fónicos o escritos). Con los discursos los sistemas sociales, que ya estaban de antes, comienzan a hablarnos.

La religión parece ser el sistema social mas antiguo y, como tal, su discurso el mas profundamente cultivado. Todos los demás sistemas sociales modernos habrían estado contenidos en él. Con la evolución se han ido diferenciando la política, la justicia y la economía. Mucho tiempo después, la ciencia y la educación. Muuuucho tiempo despúes, la prensa, el márketin, facebook y la web 2.0. Si bien son sistemas de la extratósfera social, se conectan con flujos de tus vitales, pequeñas e internas esferitas de materia energía e información. Es gracias a esos flujos que te mantenés vivo y la sociedad también. Ya vimos que tu capacidad deseante fue configurada por la sociedad, codificada, programada y estimulada para que seas la fuente de los flujos vitales de cada sistema social. Tu capacidad deseante fue disciplinada a una moral, a comportamientos éticos y, sobre todo, a las pasiones consideradas legítimas, que dan sentido a tu vida. Si bien te fueron impuestas, permiten que sepas que querés y ese deseo hace funcionar al mundo. Al ir diferenciándose segmentos en otros sistemas que se fueron especializando en lo suyo, la religión se fue quedando con su esencia tal como la conocemos ahora, aunque sigue solapándose con la filosofía y la ciencia, un poco con la historia y sobre todo, hacia adentro, con variaciones de sí misma.

El mundo moderno tuvo como guía la Fe Cristiana. Hay tres películas con las que puede trazarse el arco direccional del Cristianismo. En Ágora podemos ver los comienzos, cómo de ser un tema de Fé se va convirtiendo en un tema político. En el año 391, las revueltas callejeras alcanzaron la biblioteca de Alejandría. Hypatia, astrónoma, filósofa y atea, es asesinada por pretender salvar la sabiduría del mundo antiguo del imparable ascenso del Cristianismo. En el Código Da Vinci se incorporan  nuevas teorías políticas sobre el tema. Hablan de un concilio que hubo por el año 150, para que el Cristianismo deje de ser una secta y sea la religión oficial del Imperio, en dónde tuvieron que armonizar los distintos discursos y silenciar algunos. Según esta teoría la heredera natural de Cristo era María Magdalena, quien fue relevada por corrientes de autoridad masculina en los linajes y condenaron a la Magdalena a llorar en una cueva. En Los Fantasmas de Goya nos muestran un Cristianismo degradado, corrupto refugiado en España, lo mas reaccionario del mundo europeo.

Hasta dónde pude entender la teoría de Lhumann, la religión (cualquier religión), como sistema autopoiético, se hace a sí mismo y adapta su estructura para sobrevivir. Se auto observa y da cuenta de su existencia a los demás sistemas (entre ellos estamos nosotros los humanos) con un medio simbólico inoculado desde antaño que, en forma binaria, de un sólo golpe, le atribuye incumbencia. Ese medio no necesita ser transmitido porque su eficiencia comunicativa consiste en estar inoculado y solo necesita ser gatillado para que los sistemas sociales lo entiendan, acepten o rechacen y por el mecanismo de la doble contingencia dispare la evolución de la religión. Gracias al medio simbólico, la religión se auto observa. Tal medio desde antiguo es la diferencia entre lo sagrado y lo profano en forma de fe. Mas recientemente la filosofía comienza a llamarlo trascendente como opuesto a lo inmanente. Pero lo trascendente no alude a un mundo distinto o a otra región del mundo, sino que es un tipo de «segundo sentido» que se introduce en la referencia habitual: supone un plano de indeterminabilidad que se enfrenta a lo inmanente. La Fe, opera en el espacio de lo trascendente, que en nuestra sociedad funciona como segundo sentido del aquí, de este mundo inmanente. Así tiene reflexividad sobre nuestra moral y provoca que estemos custodiando siempre ¿que habremos hecho para merecer esto? La reflexividad del más allá se expresa en la conciencia y conecta con la situación. Es un proceso en el cual se vuelve sobre sí mismo para examinar la justicia divina. Cuando creemos que hemos hecho todo bien de acuerdo a una ley superior, esperamos que esa bondad sea reflexiva sobre lo cotidiano y nos premie, neutralizando los errores del más acá. Cuando lo cotidiano, profano, inmanente, se vuelve contra nosotros (ya sea por cuestiones del ¿destino?, azar, casualidad o una mala praxis que no descubrimos todavía), provoca una sensación de zozobra, de haber sido abandonados por lo sagrado. Escuché una vez que Borges solía decir que el mundo fue creado por un dios imperfecto, que cuando vio lo que había hecho, huyó despavorido. Holderlin creía que los dioses se han alejado para ver de lejos, pero que en silencio nos cuidan. Cualquiera sea el problema sobre el manejo que hacemos de nosotros mismos o del ambiente (ambiente natural, político, económico, laboral, familiar, sanitario, psíquico, etc), es del espacio de lo profano, lo cotidiano, es tema nuestro, del más acá. Ya sea por impericia o, no nos castiguemos tanto, porque la rueda de la fortuna no nos favorece, o porque es azaroso e inestable el ambiente en que operamos; si bien puede resultar difícil, siempre se puede investigar sin pasar por el mas allá. Es más factible descubrir relaciones de influencia entre los flujos de este mundo, que pasando por la dimensión indeterminada de lo sagrado, en dónde su altísima abstracción, compensaciones entre dioses buenos y malos, espíritus de buen y mal humor, hadas madrinas, ángeles exterminadores, ángeles guardianes, pícaros gnomos y toda la galería (El Majestuoso Johny Tolengo, El Gauchito Gil, El Ekeko, La Difunta Correa, etc), hasta llegar al gran arquitecto, todopoderoso, que tiene mucho que hacer como para estar viendo si meamos fuera del tarro. Dejémoslos hacer su trabajo y nosotros hagamos el nuestro y no olvidemos que … “Errare humanum est” “

Las escrituras son de este mundo, pero hablan de lo trascendente. Hace poco me regalaron una biblia y cada tanto recibo folletos y libritos de distintas “verdades” con la palabra. Había leído la biblia cuando era adolescente, me encantaba el viejo testamento con sus plagas, desastres y ostigamientos. El obsequio me rocordó la obra de teatro de Lepoldo Marechal “La batalla de José Luna” un boxeador que se ganaba la vida vendiendo biblias y que por supuesto no ganaba nada porque era tan bueno que las regalaba (ahora que escribo esto, caigo en la cuenta que La batalla de José Luna, me lo regalaron). Volví a leer la biblia y pude comprobar que “dice lo mismo de siempre”. Como hay tantas derivaciones del Cristianismo, imaginé que sería otra versión. No reparé en que la lógica de los textos sagrados es “cuanto mas viejo mas verdadero” (Una vez participe de una reunión anunciada como de filosofía, en la que el orador postulaba la verdad de la biblia, basándose en antiquísimos dibujos de Gustave Doré sobre la Divina Comedia, como si la ilustración no fuera una interpretación, sino un documento). Ahora que soy agnóstico, reconozco que debe haber algo de bondad en quién regala biblias, es compartir lo que da sentido a su vida. Al extender hacia otros lo que da sentido a nuestra vida, ampliamos nuestro mundo. También, como cuando tiramos una botella al mar con un mensaje, puede que alguien la recoja y venga a buscarnos. Allá voy, al recate de Melisa, quien no sé si quiere ser rescatada. La religión cumple una función social muy importante. Pero también está pasando por la peor crisis de su historia. El dogma tiene que evolucionar y cada nuevo fiel es una nueva oportunidad para la grey. Es difícil vivir sin religión, sin magia, sin ilusión, sin esperanza. Pero la esperanza no puede ser una esperanza boba, tiene que ser ESPERANZA con mayúsculas. El dogma tiene que dejar de ser un programa  escrito por los muertos y reprogramarse a partir de una semántica superior que permita reflejar las diferencias del código y ejerza una justificación del mismo.

Ufff! ¿a dónde voy con todo esto? A vos, lector con capacidad de comunicación, no para que redactes religiones apócrifas sino para que contribuyas a mostrar sus contradicciones, tengas o no tengas religión, hay que ayudar a describir, mostrar, comunicar que el sistema de la religión ¡no esta funcionando! Libertad e igualdad no funcionan sin fraternidad. Sólo haciendo visibles sus anomalías la religión puede evolucionar y cumplir una importante función social. Los otros sistemas sociales tienen teoría, una teoría de la ciencia, una teoría del derecho, etc. La religión te planta la credulidad como principio y desde ahí sólo sirve para que te dominen como al rebaño, no evoluciona. Los humanos no necesitamos que nos reclamen fe, como en  la canción de Paralamas, todos tenemos El arte de vivir con fé  Y sin saber con fé en qué”La fundamentación teórica -como forma de autoobservación de la religión- no ha sido todavía adecuadamente desarrollada. En otras palabras, la religión no ha generado una reflexión propia sobre su propio código. Ello supone que el código funcione por un lado, y que el programa se construya, independientemente de ese código, sin un puente que permita unir a ambos. La religión habla, pero no escucha. Un problema que debe resolver el sistema religioso en sí mismo. Y un problema que hace a la religión diferente de los otros subsistemas sociales y, al mismo tiempo, plantea su problemática situación en una sociedad funcionalmente diferenciada.

En Ávatar se muestra la conexión entre un planeta, en ese caso Pandora y todos sus organismos. Algo similar a la hipótesis de Gaia sobre la tierra. Para hacer esta cita, busco información en wikipeida y me encuentro con un formidable ejemplo de la ceguera de las religiones, es otro caso del “rey desnudo”, muestra que la religión, en este caso cristiana, no cuenta con medios de comunicación eficaces para autoobservarse en el contexto de la posmodernidad, acorralada por otras observaciones responde en automático contra la teoría de Darwin, en lugar de asimilarla. En el apartado controversias dice: “Los distintos medios de comunicación del Vaticano dedicaron una amplia cobertura al análisis de la película, acusándola principalmente de promover el culto a la naturaleza como sustituto de la religión. El periódico L’Osservatore Romano describió el filme como «una superficial parábola (…) está inundado de un espiritualismo vinculado al culto a la naturaleza». De forma similar, en Radio Vaticano afirmaban que «ingeniosamente le guiña un ojo a todas esas seudo-doctrinas que convierten la ecología en la religión del milenio» 

En Qué bello es vivir, podemos ver la vida de una buena persona, con valores humanos que alinean su conducta, a pesar de los embates de los sistemas que rigen todo lo demás. Frank Capra recurre a un ángel para proveernos del punto de vista necesario para entenderlo. El milagro de la navidad, es de este mundo y tantas otras expresiones del mismo principio hacen un corpus de discursos de espiritualidad, fraternidad y altruismo que no consiguen una semántica posmoderna que reserve su incumbencia frente a la economía, el derecho, la ciencia, etc.

Estándar
Uncategorized

4 El amor, como tecnología en comunicación

En Quinto Elemento, al comienzo, nos deserrajan “…el tiempo no importa, lo que importa es la vida”, desde esa frase tan poderosa en sus primeros tramos, la película progresa con escenarios y situaciones edificantes hasta que todo termina con que el quinto elemento, que salva la situación, es el amor. La primera vez que la vi, me resultó de perogrullo, ¡ah! ¡así de simple! ¡el amor! ¡resuelve todo lo que hasta ese momento se venía destruyendo materialmente! Estaba a punto de destruirse el planeta y se produce una especie de magia sin explicación que te abandona en un final poético.

En “Estados Alterados” el protagonista se sumerge en una batea que lo aísla de toda percepción, al no recibir sensaciones de ningún sistema perceptivo, comienza viajes hacia su interior cada vez mas profundos, pretendiendo llegar a algo así como la verdad inscrita en el mensaje en su ADN, primero debe atravesar todas la capas culturales y religiosas depositadas por su historia genealógica para al fin, tomar contacto con la verdad del ser. Los viajes son cada vez mas alucinantes y bellos pero termina resultando un viaje hacia la nada, una especie de involución donde solo encuentra un universo vacío. Lo dramático se presenta porque el viaje le resulta cada vez mas resbaloso y comienza a hundirse cada vez mas rápido sin poder evitarlo. Viajar hacia la nada es deshacerse. Algo que al principio es inconcebible se convierte en un hábito, lo difícil es ser algo, no rendirse. Las estructuras que desmontó capa bajo capa, que constituían su presente, eran el esfuerzo de la naturaleza por diferenciarse de la nada, ahora no tienen filo ni garra para semejante esfuerzo y su “yo” se abandona en “no ser”. Lo que podría haber sido el viaje final, se desencadena hundiéndose delante de su amada quien, al intentar retenerlo, recibe una especie de arco voltaico y queda suspendida en un limbo. Este último hecho despierta la garra para volver, salvarla y salvarse.

Te menciono estas dos películas como ejemplo,  seguro de que harás tu propio catálogo de casos, ya que  el género está colmado de ese recurso poético romántico que todo lo resuelve. Ahora voy a intentar mostrarte, qué es el amor, cómo es posible que todo el mundo crea en él, incluidos los científicos de cualquier disciplina, que también se enamoran a todas las edades. Cómo es posible que luego de desengaños y amores frustrados, las mismas personas sigan buscando el amor, reincidiendo esperanzados en vínculos amorosos. O, lo que es lo mismo, en sentido contrario, cómo es posible que resentidos y frustrados odien al no haber sido amados. Cuando ví aquellas películas, no sabía nada de Nicklas Luhmann, ni había leído a Derridá, por lo tanto la idea de que la realidad está en el observador, que no existen los colores ni los sonidos, todavía no había anidado en mí.

En wikipedia podemos leer que desde el punto de vista de la biología, lo que a veces se llama amor, parece ser un medio para la supervivencia de los individuos y de la especie. Es lógico que la especie humana le confiera al amor un sentido muy elevado y trascendente si es que contribuye a la supervivencia, aunque en la mayoría de las especies animales parecen existir expresiones de lo que se llama «amor» que no están directamente relacionadas con la supervivencia y también se observan comportamientos altruistas por parte de individuos de una especie hacia los de otras especies (las relaciones milenarias entre el ser humano y el perro son un ejemplo). Algunos biólogos tratan de explicar dichos comportamientos en términos de cooperación para la supervivencia. Psiquiatras, antropólogos y biólogos han encontrado correlaciones importantes entre los niveles de hormonas  y los estados amorosos.

Según Maturana Varela, el sistema nervioso no hace la conducta. La conducta es el resultado de comportamientos adaptativos de masas orgánicas, ya sean motoras o sensibles. La novedad que trajo el sistema nervioso, fue conectar masas motoras con masas sensibles. La conducta, cualquier conducta, sea reproductiva o no, sexuada o de simple adaptación a algo como la sed o la necesidad de respirar, es una  configuración natural de movimiento, no es una invención del sistema nervioso, y no está exclusivamente asociada a él. Lo que hace la presencia del sistema nervioso es expandir el dominio de posibles conductas al dotar al organismo de una estructura versátil y plástica, al conectar superficies motoras con superficies de sentido.  Frente a las perturbaciones que se producen a partir del medio, el sistema nervioso opera como una red cerrada que permite recuperar el equilibrio entre sus componentes, o sea, mantener constantes las relaciones entre elementos sensores y motores que son transitoriamente perturbadas por estímulos provenientes desde afuera.

Los Fenómenos Sociales

Para Mathurana – Varela, cuando se acoplan organismos con sistema nervioso se produce un fenómeno peculiar que denominan acoplamientos de tercer orden. Este tipo de acoplamiento, a su vez, genera el fenómeno social.  Esta fenomenología -la del fenómeno social- se basa en que los organismos participantes satisfacen sus genéticas individuales fundamentalmente mediante sus acoplamientos mutuos en la red de interacciones recíprocas que conforman al constituir las unidades de tercer orden. Cada vez que hay un fenómeno social hay un acoplamiento estructural entre individuos; y nosotros, como observadores, podemos describir una conducta de coordinación recíproca entre ellos. Esa coordinación conductual es lo que denominamos comunicación la cual pasa a ser, entonces, el mutuo gatillado de conductas entre los miembros de una unidad social. Dicho de otra manera, hay comunicación toda vez que hay coordinación conductual en un dominio de acoplamiento estructural. Según esta postura, entonces, la concepción de la comunicación como transferencia de información no es verdadera porque supone una unidad no determinada estructuralmente que establece interacciones instructivas (como si lo que le pasara a un sistema quedase determinado por el agente perturbador). La situación de comunicación no se da así; por el contrario, cada persona dice lo que dice u oye lo que oye, de acuerdo a su propia determinación estructural. Esto significa que, desde el punto de vista del observador, hay ambigüedad en una interacción comunicativa. La dinámica comunicacional permite que las conductas adquiridas ontogénicamente en un medio social se vuelvan estables a través de generaciones. Y esas conductas estables son lo que se denominan conductas culturales. Estas conductas son, precisamente, las que permiten una cierta invariancia de la historia de un grupo, que sobrevive a la historia de los individuos que lo conforman.

Sin embargo hay diferencia entre organismos individuales y sociales. Los organismos en tanto sistemas metacelulares tienen clausura operacional la cual se da en el acoplamiento estructural de las células que lo componen; dicho acoplamiento se relaciona con la capacidad de estabilizar las propiedades a través de las cuales se adaptan al medio. En los sistemas sociales humanos la cosa es diferente. Si bien estos también tienen clausura operacional -la que se da en el acoplamiento estructural entre sus componentes- los sistemas sociales también existen como unidades para sus componentes, en el dominio el lenguaje; de allí que su estabilidad descansa en el dominio lingüístico que constituyen. En otras palabras, el sistema social amplía la creatividad individual de las unidades que lo conforman en cambio el organismo metacelular restringe la creatividad de las unidades que lo integran.  Esto nos conduce a la consideración del rol especial que juega el lenguaje en la historia humana.

Dominios Lingüísticos y Conciencia Humana La línea de homínidos a la cual pertenecemos constituye un linaje de 15 millones de años. Pero no es hasta hace unos 3 millones que se consolidaron los rasgos estructurales que hoy tenemos: el andar bipedal y erecto, el aumento de la capacidad craneana, una conformación dental asociable a alimentación omnívora, el reemplazo de los ciclos estrales en la fertilidad de las hembras por menstruaciones y sexualidad mantenida y un enfrentamiento de los rostros en la cópula. Y en algún momento, a lo largo de estas transformaciones, se enriquece el dominio lingüístico asociado a una sociabilidad recurrente que lleva a la producción del lenguaje, entendido como coordinación de coordinaciones conductuales. Las características únicas de la vida social humana y su intenso acoplamiento lingüístico permiten generar un fenómeno nuevo: nuestra mente, nuestra conciencia, entendida como una continua concatenación de reflexiones que asociamos, además, a nuestra identidad. Como fenómeno en la red de acoplamiento social y lingüístico, lo mental no es algo que esté dentro de mi cráneo, no es un fluido de mi cerebro. La conciencia y lo mental pertenecen al dominio de acoplamiento social y es allí donde se da su dinámica. Es también allí donde lo mental y la conciencia operan como selectores del camino que sigue nuestra deriva estructural ontogénica. Más aún, una vez que pertenecemos a un dominio de acoplamiento humano, podemos tratarnos a nosotros mismos como fuentes de interacciones lingüísticas selectoras de nuestro devenir. Pero  eso sólo es posible en la medida que uno se conduce como si hubiesen otros: es la red de interacciones lingüísticas la que nos hace lo que somos. La estructura obliga. Los humanos como humanos somos inseparables de la trama de acoplamientos estructurales tejida por las acciones lingüísticas permanentes. El lenguaje no fue inventado por un sujeto solo en la aprehensión de un mundo externo.  No es que el lenguaje nos permita decir lo que somos, somos en el lenguaje.

En La guerra del fuego los humanos primitivos descubren la risa como comunicación, o en 2001 Odisea del espacio una manada de monos descubre el poder como comunicación. La comunicación no fue inventada, por el contrario la comunicación nos inventó  a nosotros. Como la llama sobre la vela, lo que llamamos alma, espíritu, nuestra identidad, se asoma sobre lo vivo como tensión comunicativa. Lo psíquico, es extraído de lo vivo por lo social. Lo social circula textos que nos reciben con susurros que comienzan a andar en nuestra mente hasta hacerse un relato sin fin, que codifica todo lo conocido.

El amor como código del deseo

Para lo que tengo que contarte ahora encuentro un párrafo en la pagina de Esther Díaz, “Las singularidades deseantes son múltiples en cada individuo. Cada uno de nosotros concentra una multiplicidad de “modos de ser” en relación al deseo. Nos atrae el bello de una persona, el cuello de otra, las nalgas de un bebé, la morbosidad de un objeto, el olor dulce o rancio de una piel. Vamos constituyendo nuestro deseo con fragmentos de estímulos que orientamos hacia lo que creemos es el objeto de nuestro deseo. Dicho objeto no es sino la representación de algo que por sí mismo es irrepresentable. La sociedad configura nuestro deseo. El niño no desea sino lo que otros desean. Un juguete abandonado se torna deseable en el preciso momento en que lo desea otro niño. A la vez, este segundo niño lo desea porque es de otro. El ejemplo se puede hacer extensivo a los adultos. Porque el objeto más deseado, es el que genera más deseo.  Se trataría de distintas modalidades del deseo que se manifiestan en lo social. Que el deseo sea codificado significa darle una representación para que se haga consciente. De manera tal que al codificar el deseo se torne manejable. Es de gran utilidad que las personas se apeguen a ciertas representaciones del deseo. Es en función de esas representaciones, que es efectivo el márketin. El deseo, en sí mismo, esto es sin representación, no tiene objeto, es ciego. Simplemente desea.  Pero cuando el deseo es manipulado se lo rotula, se etiqueta, se le pone nombre . Los sujetos, entonces, “saben lo que quieren”, aunque siguen sin saber que ese deseo les fue impuesto.”

Para Lhumann somos sistemas psiquicos en un entorno compuesto por sistemas sociales y sistemas vivos. Tanto los sistemas psíquicos, como los sociales y los vivos, se rigen por reglas propias con determinación estructural,  adaptándose a la influencia de los entornos que componen los demás sistemas. Esa adaptación continuada a lo largo del tiempo hace que los sistemas sean evolutivos y en esa evolución, nos hacemos cada vez mas complejos, para dar cuenta de la complejidad del entorno.

Si el amor fue alguna vez, la manifestación de la necesidad de la presencia del otro o los otros, para dar seguridad o cobijo. A través de la historia se ha ido haciendo un relato cada vez mas elaborado hasta convertirse en motor y guía del sentido del ser. Narración romántica con conexiones nerviosas, entre masas motoras y  de sentido, tan imbricadas, que el relato del amor en nuestra mente produce palpitaciones, asfixia, agitación, rubor, secreciones, etc.

Y acá termino, llegamos a que el poder del amor, es relacional. Un relato que une la materia, funciona como elemento gregario, sin el cual los otros elementos se disgregan. Nos disolveríamos en la nada sin la tensión comunicativa que nos une a lo que amamos al decirnos que lo amamos, y no lo amaríamos sin escucharlo en nuestra mente.

Recíprocamente, lo social, todo el tiempo está renovando el relato del amor, realimentandolo y complejizándolo en literatura, telenovelas, cine y marketin. No podemos vivir sin amor, pero ahora que sabemos que es un código, un relato, una representación, podemos regularlo responsablemente,  liberarnos de algunas representaciones nocivas que nos encadenan a amores tóxicos. Mujeres golpeadas, novios obsesivos podrían crear nuevas representaciones del amor. Los llamados de la bandera o el equipo de fútbol podrían ser recodificados para subordinarse al amor propio y el amor al prójimo.

 

 

Estándar
Tecnología en Comunicación

3 Comunicación, conjuro para la muerte

En Inteligencia Artificial una mamá desespera por su hijo sustituto David, un robotito cuyo drama es que nunca será humano para ser merecedor del amor de su madre…  el niño robot sale al mundo a buscar al hada azul (la del cuento de pinocho) para que lo haga humano, desaparece en un accidente y lo dan por muerto. Flash adelante, dos mil años después, la humanidad está extinta, y Manhattan está enterrada bajo muchas capas de hielo glacial. Una nueva generación de robot mas evolucionados y de aspecto alienígena encuentran a David y, como robot que conoció a los humanos, es único y especial, supuestamente su vida continuará desde ahí, que es donde termina la película. Sin embargo la única vida que él quiere, es la de ser humano junto a su mamá.

En Vanilla Sky remake de la película española Abre los ojos, David, está preso por haber matado a Sofía, el amor de su vida, en un estado de locura. Jóven, rico y admirado, cuando cree que encontró el amor de su vida una ex novia celosa, Julie, decide suicidarse junto con él, arrojándose de un puente con el auto a toda velocidad. David sobrevive desfigurado y comienza su drama, se ve obligado a utilizar una prótesis facial para ocultar sus lesiones. Tiempo después los cirujanos encuentran la solución, le reparan el rostro y vuelve a su vida aparentemente perfecta, pero con rarezas, como visiones breves de su cara distorsionada, y un hombre en un bar que le dice que puede cambiar el mundo, llega al extremo de resultarle imposible poder distinguir la realidad de los delirios, no sabe muy bien si ha perdido el juicio o si es víctima de una conspiración. Flash adelante 150 años, se entera que ha estado en sueño criónico, después de que él intentó suicidarse con una sobredosis de drogas. Sin embargo, durante el sueño, algo salió mal y trató de incorporar elementos de su subconsciente, como la colocación de Julie en Sofía y la creación de una figura paterna como el Dr. Curtis McCabe. La empresa del sueño, ofrece a David una elección: o ser reinsertado en su sueño lúcido corregido, o despertar dando un salto de fé, literal desde la azotea. David decide despertar. Una voz le dice abre tus ojos (frase recurrente en todo el guión) y la película termina.

Ninguno de los dos Davides, ni el robotito de IA, ni el crionizado de Vanilla Sky, consigue vivir con su gente, aunque ambos continúan su vida después del final de la película. Recíprocamente, su gente, lamenta su muerte, sin saber que están vivos en algún lugar.

En el Mundo de Sofía, ella descubre que no es humana, es una maniobra literaria. Éso no le impide seguir su vida fuera del relato, con el consuelo de que, mientras los humanos mueren, ella y Alberto, su maestro, seguirán siendo narrados cada vez que alguien lea su historia.

En Piso 13 y en Matrix, se muestran mundos paralelos, en los que los protagonistas pueden salir y entrar, cuando salen de un mundo, desaparecen para los demás protagonistas, aunque algunos pueden seguirlos en una pantalla. En The Truman Show, es inverso, él está en un mundo escénico y los demás protagonistas son su escenario “lo real”.

En la Museo de la Novela de la EternaMacedonio Fernández, descarna el relato para mostrar la maniobra literaria, como teoría, que construye más allá de la muerte a través del relato.

Lo que nosotros llamamos vivir, no deja de ser un relato de historias de vida, si sacamos las historias queda el universo de la física, natural, con aparición de la vida que constituye diferentes reinos, donde aparecen unos mamíferos con capacidad de pensar. Sin restar importancia al milagro de la vida en la tierra, voy a intentar separar lo que natura da, de lo que puede resultar identidad e intención.

Pensar es armar un relato en mente. Mostremos el relato en sí mismo: se encienden las luces, se abre el telón y continúa una dramaturgia devenida de una infinita sucesión de historias. Los personajes, nosotros, solo sabemos que venimos de un antes y nos dirigimos a un después. A medida que progresa el relato suceden los avatares de la vida, mientras, constantemente, nacen nuevos personajes a la vez que mueren otros. El relato continúa para nosotros mientras somos actores y espectadores. Nadie sabe qué pasa con los actores cuando dejan su personaje para mudarse de película, relato o dimensión, nosotros solo vemos una. Religiones, literatura, cine y teatro,  especulan con ideas de otras dimensiones como paraísos, infiernos, purgatorios,  universos paralelos, sueños y mas allá de los sueños,… Esas especulaciones  (relativo al espejo) son literatura que construye sujetos en aquellos mamíferos con capacidad de pensar y tener conciencia. Toma nota que pensar se piensa con lenguaje, sistema relacional que nos hace sociales. No existe nada pensable fuera del lenguaje. El relato se nutre de sí mismo. La vida sucede en una caja de espejos, desde su interior se proyectan al infinito las historias, sin saber realmente que hubiera algo más allá del espejo.

Dicho a lo bruto, si tomo una naranja y la corto en gajos, me alimento con ella, existe, es real. Pero tal realidad se hace presente en mí cuando pienso en ella. Pienso con lenguaje, una forma de explicarme el mundo. Ese lenguaje puede ser lexical, gráfico o multimedial, como en los sueños, pero siempre es un código con el que recompongo el mundo en mi mente. Lenguajes para pensar y representar el mundo, me permiten pensarme y representarme. Antes de eso podría haber una realidad, pero ¿quién lo sabría? Lo que pretendo afirmar es que, antes de eso, no había humanidad. Después de eso, comienza una fabulosa construcción intelectual narrativa que nos hace humanos e inmortales. Recíprocamente, las narraciones activan mis sentidos, lloro, río, sufro, palpito, tengo miedo ¿qué es todo eso? Algunos afirman que es un programa lingüístico, puesto en funcionamiento gracias a mis sistemas neurológicos, que a su vez, son corregidos lingüísticamente, cableados y recalbeados con neuronas, por el software que me hace sujeto con identidad. Identidad que a mi vez, describo en mi mente gracias a los lenguajes. En El sexto día trabajan el tema de la identidad guardada en un backup que puede copiarse en otro cuerpo.

Nuestras emociones tienen nombre, no digo que no se sientan si no se nombran, pero cuando supimos su nombre pudimos compartirlas, elaborarlas. Hacer de ellas complejas construcciones con sentido. Desde el genoma, nuestros sistemas neurológicos comienzan a recibir instrucciones del ADN, de la sociedad y de un yo incipiente (esa voz en nuestra cabeza). Lo vivo, lo social y lo psíquico se hibridan de forma inseparable, resultando difícil imaginarlos por separado.

Desapego

¿Cómo que inmortales? si he visto, y otros me han contado que también han visto, gente muerta (huy! no puedo dejar de mencionar las especulaciones  de narración inversa desde el extramundo donde los narradores son gente muerta, por ejemplo  Sexto sentido y Los otros).

Como actores del relato producimos y somos producidos por un texto, otros actores nos reciben y nos despiden del escenario. Los otros actores, se alegran o padecen nuestra existencia, siendo a su vez, cada uno, alegría y sufrimiento para los demás. En el relato, nuestros seres queridos que hicieron mutis por el foro, siguen ahí, inmortales, en el momento preciso en que los recordamos. Podemos rebobinar para volver a verlos, advirtiendo que, al rebobinar, nuestro relato avanza. Podemos hacer un ejercicio. Pensar que nuestros seres queridos salieron de nuestro relato, porque están siguiendo el suyo, en un flash propio hacia una dirección que no vemos. Si quisiéramos traerlos de vuelta a escena serían zombies carentes de vida. Pero podemos hacer otra cosa: reabrir el guión de sus vidas, como parte de la nuestra. Comenzar a narrar sus interjecciones. Ellos siguen vivos en sus líneas y solo quienes los conocimos podemos poner en valor sus vidas, sus proyectos, sus ilusiones, sus ideales, sus errores. Todo lo que está en el mundo a través del pensar y la conciencia que nos dejaron. Si somos capaces de narrarlos, trazaremos nuevamente sus vidas, creando nuevas consecuencias de ellas. Casi como un mandato, podríamos prolongar su estar en el mundo, no como zombies, sino como proyecto. Pero debemos poner en juego nuestras alarmas, estar alertas y prevenir que, en esa reconstrucción de historias, no hay neurosis o paranoia. Una cosa es hacer justicia con las vidas de aquellos que amamos y otras es vivir en el limbo sin dejarlos ir (use la palabra amamos en su forma coloquial, en otro post te contaré que el amor es un mito, un cuento, una narración que se recrea en nuestras pasiones y cada vez con mejores argumentos).

Flash al centro del mundo

¿Cual es el centro del relato? Tu (vos, en lenguaje rioplatense). Siempre en primera persona de protagonista principal, aunque a veces parece que sos actor de reparto, tu rol de apoyo y complemento en otras tramas, es protagónico en la tuya.  Muchas películas exploran la idea de viajar en el tiempo. Algunas, como “Cuestión de Tiempo“, desprecian la cuestión de la física, para concentrarse en la pregunta ¿que hubiera pasado si…? En este caso, a partir del planteo, una vez aceptada la convención, lentamente,  el personaje deja de abusar de volver en el tiempo porque consigue vivir el presente como si fuera eterno. Por ejemplo después del velorio de su padre, vuelve en el tiempo para hablar con él, quien, como sabe que viene del futuro, lo recibe y dialogan sobre su muerte como un hecho poco importante. El padre vive un eterno presente del que disfruta y disfruta y disfruta. A su vez el protagonista comienza a vivir su presente de otra forma, hasta el espectador puede sentir el territorio del tiempo como propio y eterno. Se pierde la prisa al percibir que no hay a dónde ir. “No hay otro tiempo que el que nos ha tocado” dice Serrat en “A quién corresponda”, “el lugar mas lejano es el que estamos pisando” dice Leon Gieco  en “Viejo, solo y borracho”. Para cada uno, así como se abrió esta hendidura en la nada, en un instante se cerrará. Pero en su territorio temporal, cada uno seguirá ahí.

Ahora, haciendo un flash hacia el centro de tí mismo, escúchate..

Espero con todas estas parábolas y notas de cine, haber abonado la teoría de que sos comunicación y nada mas que comunicación. En la comunicación, los próceres y la gente común seguiremos hablando, volviendo una y otra vez a esta ¿vida?. Debo reconocer que la vida, que habla en el ADN, tiene su propia gramática. Cuando murió mi sobrina, mi cuerpo siguió su propio discurso provocándome depresiones y una diarrea infernal que duró semanas; con toda esta literatura en la cabeza, repetida como el padre nuestro para conjurar su muerte, no pude callar las exclamaciones de mi cuerpo, hasta que dijo lo que tenía que decir. La sociedad y la voz en mi cabeza son las que están hablando en este post, pero suponen un cuerpo. Espero que la vida siga hablando en el ADN creando nuevos cuerpos para nuevas versiones e identidades. El texto necesita un cuerpo que lo encarne, le de pulsión,  voluntad. En Terminator  (también en Matrix), suponen que las máquinas se revelan y enfrentan a los humanos, pienso que eso es imposible, hace falta un cuerpo para encarnar la pasión. Todo el texto en máquinas, se detendría, se apagaría.

Retomaremos el hilo para seguir tejiendo nuestros seres, pero anoto que tengo que hablarte del congohelio como instrumento de observación de tu relato en primera persona.

Estándar
Tecnología en Comunicación

2 Los malos de la película

…contame la peli que vimos hoy

-¿porqué querés que te la cuente, si vos también la viste? ¿no la entendiste?

-mmm… creo que sí, entendí la peli que vi, pero quiero que me cuentes la que viste vos.

Dicen que Walter Graziano en “Nadie vio Matrix”, revela inquietantes secretos del poder del mundo que opera en las sombras, se trata de clanes del petróleo y las finanzas que lo controlan todo. El mismo año de la publicación de ese libro, pudimos ver Zeitgeist: The Movie, 118 minutos de documental que sostiene la misma tesis, a los que se sumaron los 123 minutos de Zeitgeist: Addendum y los 161 minutos de Zeitgeist: Moving Forward. Muestran la existencia de una sinarquía que maneja todo y a todos. Hay que buscar a esa gente mala y sacarle el poder para construir otro poder en manos de gente buena y todos felices. El problema se presenta cuando tratamos de identificar a los malos de la película. Si bien los autores identifican algunos nombres y familias, al intentar descubrirlos nos perdemos en una maraña mundial de complicidades que sostiene todo como está.

Desde la perspectiva del estructuralismo funcional de Lhumann, podríamos interpretar que cada uno de nosotros contribuye a sostener las cosas como están. Cada uno de nosotros, en su historia personal, se fue posicionando en una función que lo sostiene en el mundo y sosotiene el mundo como está. Algunas funciones son claves otras son menores pero lo que subrayo es que para las instituciones, los humanos somos sujetos en tránsito. A su vez, para la sociedad las instituciones son sujetos en tránsito, el movimiento de aparición y desaparición de instituciones no puede detenerse, es lo que necesita el mundo social para ser tal. La primera vez que vi las instituciones como sujeto, fue gracias a un ejemplo que nos dió Esther Díaz, ella estaba hablando del sentido y quiso subrayar cómo, el sentido, es una construcción social espontánea que pone la institución; para que veamos la institución emergente, ahí en el hecho social, se refirió a la institución con minúscula y puso como ejemplo la institución: ómnibus y la institución: puesto de venta de comida, en donde el trasfondo da sentido a los discursos aceptables, por ejemplo “dame un pasaje” en el primer caso y “con mostaza” en el segundo, dos expresiones breves y comprensibles gracias al sentido que ponen las instituciones ómnibus y puesto de comida. Después sugirió cambiar los mensajes y decirle al colectivero “con mostaza” y “dame un pasaje” al comerciante. Nos reímos y aceptamos que la institución pone el trasfondo que da sentido. Personalmente me quedé sorprendido, porque un puesto de comida pudiera ser una institución. Siempre imagine el término institución aplicado al gobierno, la justicia, la escuela, etc. Desde entonces veo cómo las instituciones fluyen a mi alrededor, basta un hecho social para que se genere una institución, buena o mala, alta o bajita, trascendente o efímera.

Al enterarme de la afirmación de Graziano sobre lo que él vió en Matrix, se me ocurrió contarte la película, como la vi yo. En la wikipedia describen que el argumento comienza con el descubrimiento del protagonista de que su mundo es una simulación virtual a la que se encuentra conectado mediante un cable enchufado en su cerebro. Miles de millones de personas que viven (conectadas) a su alrededor, están siendo cultivadas del mismo modo para poder dar energía a las máquinas. Para sostener eso, presentan una división tajante entre máquinas y humanos. Vamos a reflexionar sobre eso. Ya mencioné que mi objetivo es mostrar que sos comunicación, sos tecnología en comunicación, por lo tanto, según esta tésis, todos nosotros somos tan artificiales como las “máquinas”, la diferencia radica en un proceso de naturalización que nos deja de éste lado de la división hombre/máquina. Si miramos hacia atrás, en la división mamífero/hombre, no resulta tan clara la condición “natural” de los humanos. Creo que fue Alejandro Piscitelli quien me señaló que el conocimiento viene destruyendo nuestro ego, a fuerza de suturar las diferencias entre nosotros, humanos, y todo lo demás. Galileo mostró que no era especial nuestro planeta, que hay continuidad entre la tierra y el universo y abrió la puerta que termina en suponer la existencia de un Big Bang organizador. Darwin mostró la continuidad entre la humanidad y otras especies, Freud mostró la continuidad entre nuestro yo psíquico y nuestro yo físico. Miller y Urey comprobaron que, en el origen de la vida, hay continuidad entre lo vivo y la materia inorgánica. Maturana y Varela muestran la continuidad entre los metacelulares y las sociedades. En cada una de esas fusiones se describe un proceso de aumento de complejidad con aparición espontánea de estructuras que antes no existían. En todos esos procesos, algunos pensamos que fue fundante la comunicación. Las cosas emiten o reflejan señales de algún tipo que otras cosas comienzan a percibir. Esas señales pueden aceptarse como  mensajes a partir de que tienen significado y adquieren sentido para otras entidades. El sentido permite la acomodación mutua o el rechazo. Si se acepta lo anterior, la comunicación es el primer paso de algo que se organiza. Por lo tanto la comunicación es infinitamente anterior a la conciencia y el pensar. La comunicación lo construye todo y puede considerarse tanto natural como artificial, según de que lado de la diferencia entre etapas evolutivas, se sitúa el observador. Las señales siempre estuvieron ahí rebotando entre entes, hasta que algunos entes fueron capaces de percibirlas e interpretarlas. Al concebir el orden, el proceso de organización de la vida y la sociedad, como tecnología en comunicación, ya sea de lo vivo, lo psíquico o lo social, el enchufe al cerebro de los Matrixianos, es equivalente a los medios masivos que nos sostienen enchufados a una realidad construida y controlada por instituciones. Solo que en nuestro mundo, las instituciones, cultivan personas como proveedoras del pensar para cumplir una función, también comunicativa, que necesitan para existir como tales instituciones.

Desde acá tengo que dirigirme a explicarte cómo el proceso continua hoy en las redes sociales, organizando mundos y cómo, superficialmente, dejaríamos las cosas libradas al azar, si nos refugiáramos en creer en conspiraciones y sinarquías.

Tarea que espero lograr contando películas, como La guerra del fuego, Que bello es vivir, Terminator, y otros trabajos descomunales de comunicación, que vengo seleccionando y  acumulando en http://termodinamicadelosmedios.blogspot.com.ar/

Ahora me voy a correr al parque Saavedra, porque mi naturaleza, mi sistema físico de locomoción, la máquina que me sostiene, que me provee los caballos de fuerza para mi trabajo, necesita un mantenimiento periódico. Pero antes te cuento lo que dicen en un pedacito, de un capítulo de Joan de Arcadia (hasta hoy está en http://youtu.be/xCmPIaBAjnk) “…cada elección es un movimiento y cada movimiento conforma el siguiente, y te cambia a tí y a los demás…” Si como dije antes, cada uno de nosotros, en su historia personal, se fue posicionando en una función que lo sostiene en el mundo y sostiene al mundo como está, al ser conscientes de las conexiones, podríamos tratar de ver qué cosas del mundo cambian con nuestros actos y cuales, dependen de otros. Esos otros, ya sean personas o instituciones, son autónomos y se adaptan a los cambios del entorno por su exclusivo interés o necesidad. Solo en la medida que nos veamos como entorno de aquellos, podremos influir.

Estándar
Tecnología en Comunicación

1 A contar películas

En la película Brazil, el héroe, es un ser anónimo de la resistencia, el protagonista es un anti héroe que admira al héroe. En una escena el héroe es cubierto por periódicos que trae el viento y cuando el protagonista intenta desenvolverlo, se ecuentra que no hay nada mas que periódicos, como si el hombre hubiera estado constituido por periódicos.

Te voy a contar otra versión de quien sos. También te voy a contar lo que mi ciencia sospecha y no logra salir del campo hacia la gente. Y cuando digo la gente digo todos, incluidos los científicos. Mi ciencia es la comunicación, la tecnología en comunicación. El secreto que te cuento es que toda comunicación es tecnología en comunicación y todo lo que existe es comunicación. Entiendo que esto último se parece a cuando un fanático de algo dice, por ejemplo, todo es rock, o como si un médico dijera todo es medicina, o un físico con la física, etc. Si eso te parece una exageración, más te va a sorprender que te cuente que vos sos comunicación, de ahí podríamos decir que vos sos tecnología, todo artificial, no hay nada en vos que no sea el resultado de la evolución comunicativa. A pesar que estoy hablando de vos, lector, persona humana que esta leyendo ésto, que está en código y lo entiende; plantas y animales también se manejan con códigos que la ciencia está descifrando, pero para poder pensar científicamente, primero tuvimos que ser el código, el lenguaje, la comunicación.

Esta película comencé a verla con la compañía del Árbol de Conocimiento, de Mathurana Varela. Ellos explican el proceso muy bien, pero nos dejan en algún lugar de la historia biológico social que no llega hasta uno mismo. Es lo que voy a intentar, llegar a quien sos, apelando a la teoría social de Niklas Luhmann, quien también explica para los científicos. Sus explicaciones, son como denuncias que no salen del campo, lo mismo sucede con Foucolt, Derrida, Delleuze, Bourdier y tantos otros; hacen su aporte que circula en el campo de la comunicación sin salir. Parece algo conspirativo y solo pude verlo totalmente desde la teoría funcional de sistemas, a la que Luhmann aplica la teoría de la evolución y la teoría de la comunicación, recién ahí lo vi, como te lo voy a contar. No es una conspiración, es el resultado de la historia que voy a contarte, los científicos hacen su trabajo y el campo elige qué ventila y dónde. Todos los campos aparecieron por algo y se mantienen ahí, gracias a su reposicionamiento constante. Las publicaciones científicas, son solo partecitas del campo. Edgard Morín intenta una descripción holística, mas popular, pero sigue circulando en comunidades. Estas circulaciones se solapan con otros discursos pre-científicos y seudocientíficos. Los científicos tienen que lidiar con la circularidad entre el poder de la verdad y la verdad del poder. En definitiva,  se suman incontables discursos y “finalmente” todo se promedia en un imaginario al que pertenecemos.

El trinar de las aves es comunicación, es un código que le sirve para aparearse, avisarse que vienen tormentas etc. (avisarse suena a intención, nunca pude comunicarme con las aves, así que no se si tienen intención o es solo instinto, no estoy postulando nada al respecto, solo señalo que está funcionando la comunicación).  Eso que llamamos natural, contiene conocimiento, si el conocimiento del ave se hereda, decimos que es instinto, pero sigue siendo conocimiento, como tal, aprendido o heredado, debe ser comunicado, y para ser comunicado nace algo tecnológico, que no estaba antes, un proceso. El esfuerzo que hace una planta para hacer fotosíntesis, se basa en una arquitectura espectacular, muy difícil de imitar, que está en la receta y se comunica a través del mensaje del ADN.

Por el solo hecho de estar en el mundo, la cosa que fuera, ademas de estar, da cuenta de su presencia, tiene una textura, una masa, un color, refleja la luz, de muchas formas emite mensajes que narran su existir. De alguna forma, las moléculas que se organizaron para dar origen a la vida y evolucionar, se comunicaron para coordinarse en algo que les hacía bien. Es importante dejar claro que nadie dirige el proceso, es espontáneo, cada una, haciendo lo que mas le conviene, está en escucha de su entorno y se acomoda para ser.  De alguna manera “percibían” que la proximidad de unas moléculas les daba ventaja y de otras las perjudicaba. Esa escucha tiene primero significado y después sentido. De lo que escucho y entiendo, lo que es bueno y lo que es malo, tiene sentido. El resto ni siquiera lo veo, o lo veo y no lo entiendo, o lo entiendo y no me importa. Pero si es bueno o malo, lo entiendo en seguida y actúo en consecuencia y sino, muero. Esta descripción, se aplica a las moléculas, a los metacelulares (un hormiguero, una colmena y un tigre, son metacelulares) y a las sociedades.

Ahí viene lo interesante. Cuando nacemos, no nacemos como aquella molécula en un entorno de moléculas, somos metacelulares que nacemos en familias. Las familias son instituciones que están seleccionadas por otras instituciones que las rodean. El devenir histórico dio lugar a las instituciones (que nacen se reproducen y mueren, como cualquier hijo de vecino) y cuando nacemos lo hacemos en un estado de esa evolución social, que selecciona algunos sujetos, y elimina, encierra o persigue a los que no se ajustan a esa necesidad institucional. Si bien el azar pudo haber dado origen a familias con diversidad, otras instituciones que constituyen la cultura, el episteme o el imaginario, seleccionan lo que es bueno y persiguen lo que es considerado aberrante, promiscuo, indecente, etc.

Eso hacen las religiones, las naciones, los sistemas educativos, la justicia, las finanzas, etc. etc. etc. Donde mires se da ese proceso, y vos inocente, naces ahí, creyéndote todo. Tus padres fueron disciplinados para ser “buenos padres” y disciplinarte, después viene la escuela etc.

Las naciones modernas, son instituciones con poder de guerra. Van tomando forma entre la revolución francesa y las independencias latinoamericanas (aunque también hay casos antes y después). Se abrieron paso a los codazos entre otras instituciones preexistentes, haciendo alianzas o combatiendo y luego se estabilizaron en alguna forma jurídica coherente que paró la guerra (esa guerra fue antes que la que llamamos primera guerra mundial, pero fue una guerra mundial).

Esas naciones usan todo el tiempo las tecnologías de comunicación para construir sujetos necesarios para seguir existiendo como nación. A su vez hay otras instituciones, como la iglesia, los clubes, la justicia, el sistema financiero; que se especializan en algo y negocian con todas las demás su segmento, a veces a los tiros. Los humanos también somos sistemas acoplados. Un sistema vivo de base, que nace por procesos que ya conoce de antes (están grabados en el ADN) y que son su tecnología de ser vivo (Maturana Varela explican muy bien como llegamos hasta ahí). Sobre ese sistema vivo, comienza a montarse tu identidad, gracias a sistemas neurológicos que vienen en el modelo original, se usan sus capacidades comunicativas para enseñarle desde “que linda manito que tengo yo” hasta la teoría de cuerdas. Esto también lo explican Maturana Varela, y todo eso construye tu identidad (Lhumann lo llama sistema psíquico).

Cada institución hace lo suyo, ¿sabes porqué, a veces sentimos que somos varias personas, con identidades en conflicto? Porque somos varias personas, tenemos tantas identidades como instituciones nos han tocado. La mente y la conciencia procesan todas esas identidades y buscan coherencias (no siempre fácil) para ser uno. Toma nota que la mente y la conciencia tienen capacidad de procesar información, cuando te hable de la Matrix, tengo que recurrir a este concepto.

Hasta acá, no tuviste elección, ya fuiste hecho para ser funcional al resto. Si es bueno o malo como sos, lo tenes que descubrir siguiendo tu receta interna, eligiendo de lo que te rodea lo que te hace bien y defendiéndote de lo que te hace mal, (lo bueno o malo a primera vista, puede ocultar lo contrario, a mediano y largo plazo). Esto no es un pensamiento neoliberal, vas a descubrir que las instituciones son necesarias para tu supervivencia, es mas, las llevas puestas. Pero ninguna institución debería atentar contra tu supervivencia y ahí viene lo interesante. Nosotros no somos parte de las instituciones, somos entorno, tenemos autonomía. Las instituciones, desde su propia autonomía, tratan que seamos como ellas necesitan. Entre ellas hay una puja (religiones, países, comunidades de todo tipo). Cuando alguien es funcional a una institución, “progresa” dentro de ella. Sin embargo el sujeto nunca pierde su autonomía, tampoco la institución. Las instituciones logran sus objetivos haciendo que la gente cumpla funciones y nosotros nos dejamos usar, porque somos, tenemos identidad, al cumplir funciones institucionales, en definitiva, sociales.

Aca veo la necesidad de anticipar algo, que habrá que desarrollar con detalle. La institución no descubre que un sujeto sea corrupto, a menos que esa corrupción sea disfuncional. Se produce una acomodación mutua, entre algunos sujetos que usan la institución y la institución, se deja usar, porque le conviene. Si no “muere”. Interesante este descubrimiento, como el rey desnudo, puede ser un silencio a voces que tal o cual son corruptos, pero si esa corrupción, no afecta a la institución o a él mismo, no va a cambiar, volveremos sobre esto.

Uy! y ahora que hago con todo esto. Te lo cuento en otro post. Pero anoto para que me hagas acordar, tengo que hablarte de cómo, la tecnología de los medios, el marketing, internet y la redes sociales, se hicieron institución. Para tratar de advertir o, en lo posible pronosticar, que vendrán mas y mas y mas.

Estándar